Situada junto a la carretera de S. Pedro, en el paraje denominado con el mismo nombre

Ermita de San Pedro, de una sola nave, que junto con la Venta del Celemín, aparecen citadas por Cervantes en el "Quijote", desde aquí nos desplazaremos a la Cueva de Montesinos por la carretera que va a Ossa de Montiel.

Situada junto a la carretera de S. Pedro, en el paraje denominado con el mismo nombre, es zona de peregrinación y culto desde hace años. La misma fue levantada sobre los restos de una antigua ermita visigoda, la anterior fue destruida en la guerra civil y la actual se construyó en los años cincuenta.